Confusión entre venezolanos ante los nuevos requisitos para entrar en Ecuador

Confusión entre venezolanos ante los nuevos requisitos para entrar en Ecuador

La comunidad venezolana se muestra confusa ante los nuevos requisitos exigidos por el Gobierno de Ecuador para ingresar al país, anunciados a raíz de un femicidio, y que ya están provocando la reducción del flujo de entradas a un millar diarios.

El crimen machista cometido por un venezolano con antecedentes en Ibarra (norte) el 19 de enero contra su pareja embarazada, provocó una oleada de reacciones, ataques xenófobos y llevó al Ejecutivo ecuatoriano a anunciar nuevas medidas.

El vicepresidente, Otto Sonnenholzner, avanzó dos días después que se exigiría el pasado judicial apostillado a los venezolanos que ingresaran en la nación tras asegurar que se habían agotado “todos los esfuerzos” y que “Venezuela se niega a entregar bases de datos que permitan verificar la información de quienes llegan al país”.

Sin embargo, por circunstancias no aclaradas por las autoridades, la entrada en vigor de la disposición, que recibió críticas por parte de grupos de derechos humanos, no se produjo hasta el pasado viernes.

Como base, un acuerdo interministerial que data del pasado mes de agosto ya exigía, concretamente a los venezolanos, el certificado de antecedentes penales del país de origen o residencia de los últimos cinco años, “debidamente apostillado o legalizado”.

“Este acuerdo ministerial recordemos que fue dado de baja a través de acciones de protección que se presentaron el año pasado y logramos que se dirimieran en un juzgado”, explicó a Efe Eduardo Febres, presidente de la Fundación Venezolanos en el Exterior.

Su implementación quedó en suspenso a raíz de que las asociaciones de venezolanos rechazaran la solicitud de pasaportes que comenzó a aplicar en las fronteras ecuatorianas ante el masivo flujo migratorio.

Los denunciantes lograron que siguiera rigiendo la medida de que pudieran ingresar al país todo suramericano que tuviera en su poder un documento que acreditara su identidad y “por ende otorgaron las medidas de protección”, refirió Febres, cuya fundación aglutina a 50.000 afiliados.

Sin embargo, y amparado en la autonomía sobre el resguardo de la soberanía y seguridad interna del Estado, Ecuador ha llevado a la práctica la solicitud de los antecedentes apostillados a los venezolanos.

La medida ha pillado por sorpresa a algunos que no sabían cuándo entraría en vigor y originado verdaderos quebraderos de cabeza sobre todo a los familiares y amigos en Venezuela, donde se trata de un trámite lento, y costoso si se hace mediante procurador.

“Por la vía legal, me enteré de que no están dando apostillas y que hay que trabajar el tema durante unos cinco meses”, explicó a Efe Jesús Marcano, oriundo de Valencia y residente desde hace dos años en Ecuador.

Este venezolano esperaba el pasado sábado la llegada al país de sus padres, a los que no ve desde que emigró, pero la entrada en vigor de la disposición echó por tierra la ilusión del reencuentro familiar que ahora se ve empañado además por el plazo que tienen de un mes para poder modificar el billete sin cargo por parte de la aerolínea con la que iban a volar hasta Guayaquil.

“Por la vía ilegal, que significa que conoces a un contacto dentro del Ministerio (de Exteriores), lo más económico que hemos encontrado son 70 dólares, pero si quieres la apostilla en una semana te pueden llegar a cobrar hasta 200”, lamenta.

Desde Venezuela llegan noticias de que el proceso de cita previa que otorga la Cancillería para el trámite se demora por múltiples razones, que pasan porque en el país el internet es uno de los más lentos del mundo, hasta que solo emiten las citas de madrugada.

También que el Ministerio venezolano otorga 150 números al día para formalizar la gestión, lo que tiene a los interesados durmiendo en largas colas desde la víspera, dando lugar a mafias y a que gestores oficiosos saquen tajada de los que más necesitan los documentos.

Para Yadira Ágreda, otra emigrante de Caracas, es “paradójico” que en la Embajada venezolana en Quito el trámite sea sencillo y cueste 50 dólares, frente a la imposibilidad de lograr una apostilla en su país natal, que achaca a que “el usurpador (Nicolás Maduro), no quiere que los venezolanos salgan”.

El viceministro ecuatoriano de Movilidad, Santiago Chávez, explicó el miércoles que la solicitud de los antecedentes apostillados se aplicará con flexibilidad para las personas en situación de vulnerabilidad como menores, embarazadas, de la tercera edad y con enfermedades catastróficas.

Una política que según Febres, “hasta el momento es efímera” y que no especifica, por ejemplo, qué grados de discapacidad quedan eximidos, cuándo se considera la tercera edad o si los enfermos deberán asimismo apostillar sus certificados médicos. EFE

FUENTE: LA REPUBLICA

About author

You might also like

Actualidad

Mario Vargas Llosa calificó hoy de “caricatura de la lengua” la forma de comunicarse en las redes sociales y se mostró convencido de que si la literatura no prevalece, la sociedad corre el peligro de convertirse “en un mundo de monos”. Publicidad Vargas Llosa presentó hoy en Madrid un libro de ensayo en el que, bajo el título “Conversaciones en Princeton”, recoge el curso que impartió en la Universidad de Princeton (Estados Unidos) junto con el catedrático Rubén Gallo, a un grupo de alumnos con los que debatieron el proceso de la escritura del Premio Nobel de Literatura 2010. Un escritor que se declaró hoy “horrorizado” al comprobar en las redes sociales “en qué se ha convertido el lenguaje”, un modo de expresarse que le parece “espantoso” y la negación misma de la literatura. No obstante, confió en que la literatura prevalezca sobre estas formas de comunicación ya que, en caso contrario, advirtió, vamos hacia “un mundo de monos”. “Solo la buena literatura enseña las posibilidades de la lengua, enseña a matizar, a ser preciso, claro y coherente”, indicó. Si la literatura no sobrevive, “la sociedad del futuro no va a ser nada envidiable y ejemplar; puede ser floreciente en tecnologías pero invivible para alguien con sensibilidad y cierta cultura”, consideró Vargas Llosa. Para el escritor hispano peruano, una sociedad “de lectores de buena literatura” es más crítica, más libre y más difícil de manipular. Aunque explicó que ya no cree en el efecto inmediato de la literatura como cuando era joven, sostiene que es una “fuente indispensable” para la formación de una sociedad democrática y libre. En el libro presentado hoy se relata cómo, a partir de cinco obras de Vargas Llosa -“Conversación en la catedral”, “Historia de Mayta”, “¿Quién mató a Palomino Molero”, “La fiesta del Chivo” y “El pez en el agua”, se debatió en el curso la relación entre Historia y ficción. En su proceso de escritura, explicó Vargas Llosa, realiza siempre mucha labor de investigación, no como un sociólogo ni como un historiador, “sino para poder mentir con conocimiento de causa”. El Premio Nobel aseguró que a lo largo de los años ha cambiado en su forma de escribir pero confesó que no es consciente “de la naturaleza del cambio”. “Borges dijo que cuando uno empieza a escribir le interesa mucho la complejidad y luego descubre que lo importante es la claridad y hay mucho de cierto en esa teoría”, recalcó Vargas Llosa, a quien en sus últimas novelas le ha interesado sobre todo la claridad. Por eso cree que en su literatura haya ahora más transparencia, un lenguaje menos enrevesado y menos barroco que en sus obras de juventud, una época en la que “se tiene la idea falsa de que la oscuridad representa profundidad. ¡Mentira!”, exclamó. Las lecciones de “Conversación en Princeton”, dividido en ocho secciones o ensayos, desvelan el oficio de Vargas Llosa y sus ideas de la literatura en relación al periodismo, la política, el espíritu crítico o la libertad de expresión. El catedrático Rubén Gallo transcribió las horas de grabación de las clases que se impartieron en el segundo semestre de 2015 y en las que abordaron también aspectos de la actualidad como la amenaza del radicalismo fundamentalista. Así, el libro incluye el encuentro con el periodista de Charlie Hebdo Philippe Lancon, superviviente del atentado terrorista al semanario ese mismo año, en el que sus testimonios se alternan con las reflexiones de escritor sobre el terrorismo fundamentalista como el gran desafío a las sociedades democráticas. Además de este libro, Vargas Llosa acaba de terminar de escribir un ensayo, una autobiografía intelectual y política a través de los pensadores que le han marcado a lo largo de su carrera.

LA REPÚBLICA: Ecuador aspira a elevar su producción de petróleo hasta los 700.000 barriles diarios, de los alrededor de 540.000 actualmente, dentro de una política para hacer frente al déficit

Lo Último

Macri dice que Obama permanecerá en Argentina dos días más de lo previsto

El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció hoy que su homólogo estadounidense, Barack Obama, decidió pasar dos días más en Argentina, luego de la visita oficial que realizará los próximos 23 y

Lo Último

Ordenan congelar activos de Dilma por compra de refinería

LA REPÚBLICA: Un tribunal brasileño ordenó el miércoles que los activos de la ex presidenta Dilma Rousseff sean congelados con relación a la pérdida de unos 580 millones de dólares